jueves, 21 de febrero de 2013

LEY PROVINCIAL 5809: Corrientes reglamentó la ley de protección integral de personas con autismo


Es la segunda provincia en hacerlo después de Chubut, la misma obliga a todas las obras sociales a brindar atención a niños con este síndrome, el IOSCOR desde el 2010 ya aseguraba la cobertura. Desde APADEA celebraron este gran paso para seguir trabajando en la protección, inserción y tratamiento de los menores. Mañana miembros de la Asociación mantendrán una reunión con el Ministro de Salud Pública quien entregará en manos el Decreto que reglamenta la Ley. En el Congreso de la Nación aún no sancionan la legislación que ayudaría a la inserción y contención de niños en todo el país. Se estima según cifras mundiales que uno de cada 200 chicos tiene autismo.

La Ley Provincial 5809 de Protección Integral de Personas con Autismo fue sancionada el 21 de noviembre de 2007 y reglamentada este año, la misma asegura asistencia médica, educación y rehabilitación de personas con autismo. La reglamentación incluyó un trabajo en conjunto entre la Asociación de Padres de Autistas de Corrientes (APADEA) el Ministerio de Salud Pública y de Educación y el IOSCOR.

La misma indica cómo se lleva adelante la protección, quienes están incluidos en la Ley, cual es la autoridad de aplicación (Ministerio de Salud Pública) y que las obras sociales deben asegurar la atención de sus afiliados , cabe destacar que la obra social de la Provincia(IOSCOR) desde el 2010 brindaba esta cobertura. En el caso de que no tengan obra social el estado garantiza esta asistencia a través de sus diferentes organismos.

La Presidente de APADEA celebró este gran paso que incluyó un largo trabajo entre distintos organismos del Estado y resaltó el acompañamiento constante del Ministro de Salud Julián Dindart en la atención de chicos con autismo. Desde el 2010 funciona el Centro Sonrisas que es un lugar de atención para chicos que no tienen recursos a través de la ONG. La Dra. Claudia Pérez indicó que uno de los desafíos será conformar una red de atención y de prestaciones en toda la Provincia de tal manera de que no deban trasladarse constantemente a la Capital. La Ley prevé la integración de la persona autista dentro del Sistema Educativo Provincial, con el objetivo de la plena inserción social y laboral.

Legislación Vigente

Con respecto a las legislaciones nacionales la Presidente de APADEA indicó que no existe tal Ley que hay proyectos que fueron presentados en 1998 y en el 2006 pero aun no fueron tratados. Se mantuvieron reuniones para tener avances en la materia pero no se han tenido respuestas satisfactorias, y aclaró que la Provincia de Buenos Aires tiene Ley provincial que aun no fue reglamentada Corrientes es la segunda provincia en reglamentar su ley después de Chubut.

Para sancionar la Ley Provincial 5809 de Protección Integral de Personas con Autismo se trabajó con legislaciones existentes en países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa donde están más avanzados en la materia.

Acciones

La autoridad de aplicación de la Ley es el Ministerio de Salud Pública a través del Consejo de asesoramiento que integran varias áreas de gobierno junto a APADEA. Una de las primeras acciones es realizar un relevamiento de cuantos chicos hay con autismo, promover legislaciones que complementen las existentes, un control de los profesionales que atienden a los chicos y de las instituciones que tratan a los mismos.

En Corrientes funcionan tres centros habilitados para la atención de chicos con autismo, dos centros privados Rincón de Sueños y Aldon Pirulero y uno publico que es de APADEA Centro Sonrisas que funciona desde el 2010 y tiene un edificio propio gracias al aporte del Gobierno provincial ubicado por calle Junín 704, allí se atienden 35 niños, y son evaluados cerca de 100 niños que vienen de las localidades de Saladas, Bella Vista, Mercedes, Capital y Paso de los Libres, este año se evaluaron ya 10 niños que seguirán su tratamiento.

Otros chicos son atendidos en distintos establecimientos educativos de la provincia, por lo que en un futuro gracias a esta ley se trabajará en la acreditación de los centros de atención de chicos con autismo.

Apadea

La Asociación de Padres de Autistas de Corrientes nació hace poquitos años en el año 2004 cuando un grupo de padres se juntó para conformar la asociación en la provincia para recibir atención específica, su presidente es la Dra. Claudia Pérez mamá de Andrés que ya tiene 18 años y quien está a cargo del Centro Sonrisas.

Autismo

Según el Ministerio de Salud de la Nación se conoce como autismo a una serie de trastornos que afectan la habilidad para interactuar y comunicarse socialmente. Puede o no también estar acompañado por algún retraso intelectual. Su diagnóstico se dificulta por la falta de un examen médico que pudiera confirmarlo. Sin embargo suele detectarse alrededor de los 18 meses de edad evaluando la conducta y el desarrollo del niño.

Símbolo del Autismo

El color azul, se ha transformado en un símbolo del autismo. Representa lo que viven a diario las familias y las personas con este síndrome. La Organización Mundial del Autismo reconoce a este síndrome como “la consecuencia de una disfunción cerebral” que afecta a la socialización, la comunicación, imaginación, planificación, reciprocidad emocional y conductas repetitivas o inusuales. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).

Cabe destacar que se ha establecido el 25 de agosto como fecha de conmemoración del Día Nacional de Ayuda a la Persona Autista ya que en 1994 surgió la Asociación Argentina de Padres de Autistas (Apadea), una entidad civil y de bien público, sin fines de lucro que nuclea a familias para orientarlas, asesorarlas e informarlas, y trabajan en conjunto con especialistas y profesionales.

Señales de Alerta

Si su bebé muestra alguno de estos signos, solicite un examen inmediato a su pediatra o médico familiar:

- No sonríe ampliamente ni hace ninguna otra manifestación de placer o alegría a los 6 meses o más tarde.

- No responde por imitación a sonidos, sonrisas, ni ninguna otra expresión facial a los 9 meses o más tarde.

- No balbucea a los 12 meses.

- No responde por imitación a gestos como señalar, mostrar, estirar la mano o saludar a los 12 meses.

- No dice palabras a los 16 meses.

- No produce frases coherentes de dos palabras (sin imitar ni repetir) a los 24 meses.

- No responde cuando se lo llama por su nombre al cumplir los 10 meses.

- Pierde la capacidad de hablar, balbucear, o habilidades sociales, a cualquier edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada