sábado, 11 de febrero de 2017

Fiebre Amarilla: Nación y Provincia articulan acciones de prevención


Autoridades de la cartera sanitaria nacional y de Corrientes se reunieron con el fin de planificar medidas ante casos de esa enfermedad detectados en una zona selvática de Brasil.

La Directora General de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, Claudia Campias, se reunió con funcionarios de la Nación para planificar acciones y medidas de prevención de Fiebre Amarilla, ante la detección casos de esa enfermedad en una zona selvática de Brasil. La reunión fue encabezada por el director de Epidemiología de la Nación, Raúl Forlenza; del encuentro también participaron autoridades sanitarias de Misiones.

“Fuimos convocados por las autoridades nacionales del Ministerio de Salud a una reunión para conversar y acordar tareas en cuanto a las cuestiones relacionadas con la Fiebre Amarilla”, indicó Claudia Campias.

“La reunión se basó sobre todo en revisar el protocolo que hoy se utiliza para esa enfermedad y acordamos continuar con el mismo y también, fue para revisar las cuestiones de logísticas que hacen a la derivación de muestras a Buenos Aires ya que sigue siendo el Instituto de esa provincia el que hace los análisis”, explicó.

“Son todas medidas preventivas las que abordamos y nuestra función precisamente es esa, estar alerta, un paso delante de las enfermedades. Esa es la directiva del Ministro Ricardo Cardozo, no solamente dar respuesta cuando las cosas se presentan, sino prevenir todo lo que pueda afectar la salud de la comunidad”, remarcó.

En esta línea, Campias destacó que “fue un trabajo más que interesante porque en esa reunión también estuvieron convocadas otras áreas que en su momento no habían trabajado esta temática como son las fuerzas de seguridad (Gendarmería y Prefectura) que son fuerzas que están en terreno, y también las Direcciones de Recursos Naturales, dado que ésta es una tarea que necesita un gran trabajo de agentes en terreno. Entonces de ahí la importancia de sumar equipo al fortalecimiento de las estrategias que ya venían desde el Ministerio de Salud trabajándose desde hace mucho”.

“Las autoridades nacionales se pusieron a disposición de las provincias (Corrientes y Misiones)”, aseguró y explicó que “esta situación surge en función de que tenemos conocimiento de un brote de Fiebre Amarilla que se ha dado en localidades de Brasil y que ha cobrado la vida de algunos pobladores de ese país”.

“Según los informes que nos han llegado, hasta el momento la transmisión es exclusivamente por mosquitos selváticos, no por el Aedes aegypti urbano. Es importante que tengamos conocimiento de lo que pasa en los países vecinos, a fin de que nosotros tomemos los recaudos necesarios porque una de las características que tiene esta patología es que muchas veces se va extendiendo y si se mueve de esa zona, tenemos que estar prevenidos”, dijo.

Es un trabajo “fundamentalmente de prevención y de planificación para que también nosotros, desde las provincias, revisemos las logísticas con las que estamos hoy disponiendo y en función de eso, tratar de mejorarlas”, sostuvo.

“El último brote que nosotros hemos tenidos de Fiebre Amarilla fue en el 2008, hace 10 años atrás prácticamente y, por lo tanto, están todos los equipos viendo la manera de optimizar al envío de muestras, no por las de humanos, sino por las muestras de aquellos monos a los que se los encuentra muertos, dado que los monos son muy sensibles al virus de la Fiebre Amarilla y representan un importante mecanismo de alerta ya que al ser tan susceptibles, indican que el virus está en movimiento y por lo tanto, podría llegar a afectar a las personas”, explicó la titular de Epidemiología.



VACUNA FIEBRE AMARILLA

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti. Puede ser grave y provocar la muerte. No tiene tratamiento pero puede prevenirse: usando repelentes, usando ropa de mangas largas y de colores claros y uniformes, teniendo mosquiteros y/o aire acondicionado en el lugar de hospedaje y a través de la vacunación específica.

La vacuna contra fiebre amarilla está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación en las áreas definidas como de riesgo, a los 18 meses con un refuerzo por única vez a los 11 años

NO deben revacunarse quien haya recibido una dosis de vacuna contra fiebre amarilla luego del segundo año de vida.

En cuanto a los viajeros es prioridad prevenir la fiebre amarilla vacunando (al menos 10 días antes del ingreso) solo a quienes visiten áreas de riesgo de adquisición de la enfermedad y no tengan contraindicación para la vacunación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario