sábado, 4 de marzo de 2017

Gremios docentes se ausentaron de la reunión con Hacienda donde debían comunicar la contrapropuesta


Luego de sucesivas reuniones entre el Gobierno provincial y los Gremios Docente correntinos donde se discutía la política salarial del 2017 para el sector, los representantes sindicales decidieron no asistir sin siquiera previo aviso, al cuarto intermedio que debía continuar este viernes por las tarde a partir de las 18 horas en el Ministerio de Hacienda, que fue propuesto por los mismos y en la cual se esperaba una contrapropuesta. Desde el Estado que ya había planteado una mejora de más del 24% anual, se interpreta la medida “como una estrategia” para adherirse al paro convocado para el próximo lunes 6 y martes 7 de marzo, siguiendo los lineamientos políticos y partidarios de las sindicales obreras nacionales.

En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Hacienda de la Provincia, Marcelo Rivas Piasentini, informó la propuesta del Gobierno de Corrientes que incluye además de la corrección en general de todos los sectores, medidas correctivas salariales por áreas particulares. Entre las generales recordó una mejora del plus de carácter remunerativo no bonificable de $700 a partir de marzo, que irá escalando para que impacte mucho más fuerte en el salario con el correr de los meses.

Al plus se agregaría una medida específica del sector docente, que tiene que ver con un incremento del salario básico de $383, producto de un blanqueo que estaba dentro de la estructura salarial que posibilitaría sobre todo a los docentes, con 4 años o más crecer en el salario básico y los conceptos asociados: antigüedad, material didáctico y ubicación geográfica. En este sentido, el funcionario resaltó que el salario básico de un docente es de $4812, siendo uno de los más elevados de todo el Poder Ejecutivo.

Además la propuesta contemplaba una mejora en un concepto nuevo denominado Compensador Docente Provincial, que sería de $800 y se abonaría con recursos del Fondo Nacional de Incentivo Docente, “distribuido a todo el sector, tuvieran o no antigüedad desde un cargo y hasta dos incluso”, dijo Rivas Piasentini. En este contexto, el salario quedaba proyectado a fin de año en alrededor de $12.900 de bolsillo, corrección que implica un poco más del %24 anual el cargo testigo o inicial.

También el salario básico que impacta en los que tienen 4 años o más de antigüedad, se iba a corregir en el orden de los $1321, es decir un %28. Sumado a esto que sería en 4 tramos, abonando la primera parte que sería de $1500 en marzo, entre la medida general y la particular del sector.

El Subsecretario de Hacienda repasó que “en el día de la fecha (por hoy viernes) hemos continuado con las reuniones que comenzaron ayer, las cuales han pasado a un cuarto intermedio para esta mañana a las 11 respecto a una propuesta que el Gobierno a través del Ministerio de Hacienda habíamos expresado a todo el arco sindical docente”. Contó que allí trajeron una alternativa, “la cual fue analizada y discutimos algunos puntos vinculados a los tramos, donde también sugirieron otro cuarto intermedio que aceptamos y quedó previsto para este viernes a las 18 horas, propuesto por los sindicatos”.

“Siendo más de las 20.30 no se han acercado y no tuvimos ningún tipo de comunicación telefónica, retirándose de manera espontánea de las reuniones”, afirmó el Rivas Piasentini. A lo que agregó que “siempre nos mantuvimos en esquema de respeto absoluto y con el mencionado desplante ellos faltaron a esto”.

Es así que desde el Gobierno provincial entienden la medida como “una excusa para adherirse al paro nacional del lunes y martes, para justificar una medida de fuerza donde primó evidentemente lo inducido por la cuestión nacional”. De otra manera “no se entiende el rechazo de la propuesta que supera la media nacional” e informó que según datos del Ministerio de Hacienda de la Nación, las provincias que cerraron llegaron a un acuerdo de entre el 10 y el 19% en 3 o 4 tramos, mientras que “nosotros ofrecemos una recomposición de más del %24”.

Por último indicó que las consecuencias para los que no asistan a clases será el descuento de los días no trabajados como cualquier sector de la Administración pública, más la pérdida del plus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario